Sólo un holocausto nuclear podrá reducir la desigualdad: historiador

Esta es la hipótesis de Walter Scheidel, profesor de historia en la Universidad de Standford. Su reciente libro: “El gran nivelador: violencia y la historia de la desigualdad desde la edad de piedra hasta el siglo XX” ha desatado distintas polémicas en el ámbito académico y fuera de él.

La revista Science retomó esta tesis recientemente. En términos generales, Scheidel encuentra una relación entre la prosperidad económica, periodos de paz y el aumento de la desigualdad entre los hombres. Durante grandes episodios de violencia la sociedad se “nivela”. Cita algunos ejemplos:

  • La caída del imperio romano
  • La peste bubónica
  • La revolución francesa
  • Las guerras mundiales

Sin embargo y para ser más precisos, Walter Scheidel no argumenta en favor de una acción nuclear a gran escala. Más bien se trata de una especie de ironía: mientras la brecha entre ricos y pobres aumenta cada vez más en el mundo es cada vez más difícil cerrarla. En ese sentido, se requeriría de eventos cada vez más catastróficos para realizar reformas que reduzcan la desigualdad.

Argumento con doble filo

Por otro lado, este argumento no es nuevo. Economistas neoclásicos como Milton Friedman también consideraban a las grandes crisis como oportunidades para que los gobiernos aceptaran nuevas guías. Baste recordar el papel que jugó este personaje en la dictadura chilena y el llamado “milagro chileno”.

La historia como episodios

El autor en cuestión no dice exactamente que la historia se mueva a partir de grandes acontecimientos. Sin embargo, este tipo de ideas suelen llegar a ser conservadoras. Por ejemplo: si concebimos que la historia sólo puede cambiarse por un gran cataclismo o un gran personaje podemos llegar a concluir que la organización política local o mico es completamente inútil.

  • Por otro lado, es interesante la tesis del historiador de origen austriaco por varias razones:
  • Los cambios históricos se han dado paulatinamente, pero tienen un componente detonante (como una revolución o una crisis)
  • Los episodios de violencia en la humanidad son cada vez más intensos y con mayores consecuencias
  • La crisis económica global no ha sido suficiente para derivar en una nueva guerra ¿Por qué?
  • De hecho la desigualdad ha aumentado aunque en algunas regiones se ha cerrado, dando la ilusión de que se han solucionado los problemas de pobreza y marginación

Ficha del libro

Aquí una entrevista con el autor (en inglés)

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *