Política insulsa y sociedad sustanciada

Hace algunos años mi compañera, cómplice y camarada de vida, decidimos aplicar un modelo de aprendizaje permanente, de discusión e intercambio de opiniones, así como dice el nuevo” modelo educativo que debe ser la formación de nuestros educandos, así el pasado sábado vino a nuestro entorno la palabra insulso y de manera automática dije sin sustancia, pero descubrimos que en realidad sólo es (por etimología) sin sal.

Buscamos sustancia y me sentí decepcionado al enterarme que nada tenía que ver con la sal, pero pues sin desvariar (en realidad disvariar, aunque la lengua española haya desechado esta hermosa manera de comunicar, por utilizar una más “adecuada”), y en torno a lo insulso de nuestro sistema político, a la incapacidad de los señores administradores por darnos razones para sustanciar su actividad política, quisiera decir que esa actividad que en algún momento, especialmente junto a mi compadre Don chato o escuchando a Salvador Nava, ahora se encuentra absolutamente insustanciada, alejada de la realidad de la población y ajena a la mayoría de la población.

Ya cuando inicie esta participación (mi blog), me preguntaba cuál sería el devenir histórico nacional ante la pasividad de la población, ante el adormecimiento de las células activas, de las estructuras reales de poder que entonces (2009) parecían estar amodorradas, haber encontrado su punto de acomodo o contubernio con el poder.

Han pasado ya casi ocho años desde entonces y sin lugar a dudas son los mejores años de este país, pues en ellos se han formado cuadros capaces de enfrentar el poder sin intereses aviesos, en estos años (un segundo en la eternidad) he visto desmoronarse mentiras que antes simplemente hubiesen quedado en un “desmentido” oficial, en un boletín que a fuerza de repetirse en los medios de comunicación masiva, así como dijo la presidencia “la información es inexacta” (para el caso de la Casa Blanca) o “fueron quemados y sus cenizas dispersadas en el Río Cocula” (para la Verdad Histórica)

He observado arder en sus propios jugos a “personajes” que como Videgaraypropuso” la visita del pendejazo de Trump o el desmoronamiento de una “figuraincólume del panismo de sangre azul que impulsó a un personajito de muy baja estirpe hasta la presidencia de la República y ahora pretendía “cobrar” el favor con ser “la candidata

Aunque no he visto a una sociedad con demandas estructurales, capaces de cimbrar las estructuras reales de poder nacional, con sustanciosas para cambiar una muy triste realidad nacional que nos carcome.

Es hora de sustanciar la demanda social, de hacer una sociedad sustanciada, es hora de mostrar mediante mecanismos certeros, mediante accione directas, mediante golpes directos al centro de equilibrio de poder nacional, nuestro hartazgo.

Debemos proponer mediante nuestro voto primero (vienen para cambio de gobernador Coahuila,México y Nayarit), pero con actos concretos con manifestaciones de inconformidad concretas, con una visión directa de ataque a las estructuras de poder corruptas que han mantenido y mantienen las arcas; dejemos de lado las diferencias de las estructuras partidistas y superémoslas, para bien de la sociedad.

La calidad de nuestra democracia está en riesgo, permitir que ellos se reagrupen es sólo el primer paso para garantizar que sigan lucrando a nuestra costa.

El voto es sólo una expresión de la democracia, hay otras muchas y quizá sea tiempo de usarlas.

SALUD

http://yoeculubro.blogspot.mx/2017/03/politica-insulsa-y-sociedad-sustanciada.html

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *