Noé Zavaleta: El infierno de Javier Duarte

“Durante el sexenio de Javier Duarte hemos visto morir a gente que no lo merecía y que por una coyuntura de corrupción, impunidad y negligencia gubernamental perdieron la vida”.

Impunemex tuvo la oportunidad de charlar con el periodista Noé Zavaleta acerca de su primer libro, El Infierno de Javier Duarte. Crónicas de un Gobierno Fatídico. Libro que contradice el discurso oficial y muestra 20 casos de impunidad, corrupción e incapacidad política durante el sexenio del aún gobernador de Veracruz.

“Hay tres casos muy significativos que a mí me llamaron la atención. El más reciente es el de Rubén Espinosa, que aunque muere en la Ciudad de México, 47 días antes de que fuera asesinado salió exiliado de Veracruz, alegando que temía por su vida”. “Tanto el gobernador, el secretario de gobierno, el procurador general de justicia y la secretaría ejecutiva para la protección de periodistas, sabían que Rubén estaba siendo hostigado, amenazado y vigilado, y nadie hizo nada por frenar esa hostilidad en Veracruz”.

“Él decide exiliarse y aquí (CdMx) pierde la vida en circunstancias, que hoy a casi un año, no han sido aclaradas”.

“Otro caso, que yo reporteé en la Cuenca del Papaloapan fue el caso de María Guadalupe Molina, quien murió por el ‘único pecado de tener dinero’”. Fue secuestrada, asesinada y enterrada en una fosa, a pesar de que los padres pagaron un rescate millonario.

El tercer caso y que también está incluido en el libro, aunque sucede en el ocaso del sexenio de Fidel Herrera, es el caso de Inés Méndez, hija de una poetisa de la Universidad Veracruzana, quien falleció al intentar impedir que una célula de Los Zetas secuestrara a su marido.

“Tres hechos que a mí me tocan mucho y que a partir de ellos digo algo hay que hacer en este sexenio de impunidad, corrupción, secuestros y ejecuciones”.

Asimismo, Noé Zavaleta señala que otra razón para sacar el libro es que el sexenio se acaba y Javier Duarte, el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita y los secretarios de Gobierno que tuvo el sexenio se irán en la impunidad.

“La historia del sistema político mexicano nos demuestra que nadie paga por sus culpas, caen en el descrédito pero no pagan por sus culpas y creo que este libro puede ser un pequeño granito de arena de un contra legado de lo que Duarte dice que nos deja”.

Durante 8 capítulos los protagonistas son los policías, “policías que trabajan para Los Zetas, policías que trabajan para El Cártel de Jalisco Nueva Generación, policías que son acusados de torturar a otros policías o de secuestrar a personas”.

Al abordar el tema de la corrupción, impunidad e incapacidad gubernamental Zavaleta señaló que existe una amplía impunidad en el estado, donde la mayoría de los asesinatos de reporteros están sin resolver, además “hay 950 desaparecidos, de los cuales alrededor de 600 son jóvenes de entre 17 y 29 años, según estadísticas oficiales de la Fiscalía General del Estado”.

“Dentro de su incapacidad Duarte pecó de soberbia, porque mientras el estado se estaba descomponiendo y aumentaban los desaparecidos, Duarte se distrajo en otras cosas, como una Cumbre Iberoamericana y unos Juegos Centroamericanos”.

Un recuerdo para Rubén Espinosa y las madres de los desaparecidos

Noé relató algunos aspectos de la relación que tuvo con Rubén Espinosa, fotoperiodista asesinado en la Ciudad de México y con quien compartió una amistad más allá de las actividades laborales. Recorrieron juntos el norte de Veracruz, fueron perseguidos por halcones de Los Zetas en Tuxpan, entre otras anécdotas.

Recalcó la falta que hace Rubén, quien unía al gremio y por ello la dedicatoria hacia él, además de un capítulo del libro. “Hoy lo único que podemos hacer por Rubén es seguir pidiendo justicia”.

En cuanto a las madres de los desaparecidos manifestó su admiración hacia ellas. “No hay día en que no vayan a mentarle la madre al Ministerio Público, no hay día en que no le recriminen al fiscal el no avance en la búsqueda de sus hijos, y son madres que llevan dos, tres o cuatro años buscando a sus hijos y no paran ni un solo día”.

“Muchas de esas madres únicamente lo que quieren es encontrar los restos de sus hijos y darles cristiana sepultara y ni siquiera eso el gobierno les puede dar”.

Narcofosas en Veracruz

En El Infierno de Javier Duarte, Noé incluye un capítulo que habla sobre las narcofosas en el estado. Cuando redactó el libro tenía contabilizadas 15, ahora ya se conocen 17, pero el gobierno veracruzano sólo reconoce cinco.

A la par, “durante cuatro años nos ocultaron el hallazgo de 28 cuerpos en dos fosas clandestinas en Manlio Fabio Altamirano”. A través de Transparencia en la PGR, Noé logró abrir la investigación de la fosa. De los 28 cadáveres, la Agencia de Investigación Criminal de la SEIDO sólo ha logrado la identificación de una persona.

Noé enfatiza en que la matización de la violencia en el estado no ayuda en nada y sólo es en aras de no quedar en ridículo político frente a las oficinas del gobierno federal.

Es absurdo hablar de libertad de expresión en Veracruz

“La Comisión Estatal de Protección a Periodistas es un elefante blanco. No se puede trabajar en una comisión que está integrada por gente subordinada a los intereses del gobernador del estado”.

Para Noé “con una losa de 18 periodistas muertos es absurdo, vulgar y una gran falta de respeto al gremio periodístico que el gobernador Duarte promueva la comisión”.

“Comisión que aglutina un presupuesto de 20 millones de pesos anuales, de los cuales sólo 600 mil pesos están destinados a algún apoyo a periodistas, todo lo demás se va en nominas y salarios”.

Sobre la liberta de expresión Noé comentó que se viven momentos hostiles, por lo que los periodistas tienen que trabajar como ‘gatos en azotea’, procurándose cada quien sus propias medidas de seguridad.

La libertad de expresión si uno quiere la puede ejercer, pero qué medios de comunicación te ofrecen no tener censura, “la mayoría de los medios de comunicación de Veracruz estaban maniatados por el gobierno del estado. No es que el reportero de a pie no quisiera contar la corrupción o las olas de violencia, sino que su información era frenada en las altas esferas”.

“A mí me tocó vivirlo, antes de entrar a Proceso yo llegaba a la redacción de mi medio con cuatro notas o un reportaje trabajado y únicamente el 40 o 50 por ciento de la información salía publicada, el resto se iba a la papelera de reciclaje.

“Libertad de expresión sí, pero si no tienes el respaldo de tu medio de comunicación pues no puedes hacer nada. Afortunadamente han salido nuevos medios alternativos, por medio de los cuales se ha empezado a contar todo lo que sucede en Veracruz”.

El futuro de Veracruz

En opinión de Noé vienen momentos complicados para Veracruz, la violencia se está recrudeciendo, hay medios de comunicación que están cerrando, reporteros de ‘la vieja guardia’ que señalan que cuando Miguel Ángel Yunes fue secretario de gobierno solía gobernar con la ‘ley del garrote’ y con represión.

“Vienen momentos complicados porque entra un gobierno de sólo 24 meses con un estado económicamente quebrado, con una pugna férrea entre Los  Zetas y el Cártel de Jalisco Nueva Generación y yo no creo que en 24 meses Yunes Linares sea la solución de Veracruz”.

“Uno quisiera que a Veracruz le fuera bien y que dejáramos de lado las desapariciones forzadas y la violencia, pero no hay un indicador ni un aliciente que a mí me diga que con Yunes Linares las cosas van a cambiar”.

“Yunes Linares tendrá cien días básicos para demostrar que hay un manotazo de seguridad o que vamos a seguir con lo mismo, con policías infiltradas por el narcotráfico, con policías corruptas y con los veracruzanos padeciéndolo”.

El Infierno de Javier Duarte. Crónicas de un Gobierno Fatídico se encuentra disponible en librerías de la Ciudad de México y Veracruz, así como en puestos de periódicos.

Foto vía @zavaleta_noe

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *