La gris candidatura de Josefina Vázquez Mota en el EdoMex

El PAN, supuesto partido democrático, eligió este domingo a Josefina Vázquez Mota como candidata a la gubernatura del Estado de México.

Supuestamente democrático porque, contraviniendo sus propias reglas internas, rechazaron realizar elecciones internas. Así que el periodo de precampañas fue una farsa. Ni siquiera los panistas inconformes, encabezados por Ulises Ramírez, interpusieron ningún recurso de inconformidad.

Los propios panistas respaldaron el dedazo de la dirigencia nacional. Vázquez Mota tomó protesta respaldada por Ricardo Anaya, Felipe Calderón, el “jefe Diego” y Miguel Ángel Yunes Linares.

Cualquiera diría que esas son ganas de suicidarse políticamente: lanzar como candidata a una persona que no sólo fracasó en su intento de llegar a la presidencia, sino que tiene una inexistente carrera política. Además basta recordar los bochornosos eventos (como en el estadio del Cruz Azul) con los que demostró tener nulo carisma y escaso poder de convocatoria.

¿Por qué Felipe Calderón la respalda ahora si la dejó sola en la grande?

O al menos eso decían. Lo cierto es que en su momento se habló de que la Mota estaba ahí únicamente para restarle votos al peje y hacer como que competían electoralmente cuando en realidad le estaban dejando la presidencia en bandeja de plata al PRI de Peña Nieto.

Total que la candidata del cuchi cuchi, representante del empresariado y de las ideologías “modernas” del desarrollo personal (algo así como una mística de El Secreto pero con varo) será candidata del PAN al EdoMex. Otra vez, sí, otra vez va en tercer lugar en las encuestas.

 

Luego de que Acción Nacional decidiera desechar toda posible alianza con el PRD, parece que la estrategia de fragmentación será utilizada nuevamente. Total, Josefina Vázquez Mota no es alguien a quien le pese quemarse políticamente, está ahí como comodín para impedir que Delfina Gómez y Morena sigan sumando votos.

La entidad es clave: no ha tenido transición política y el PRI ha gobernado a sus anchas. Así que la entidad con uno de los PIB (y presupuesto) más grandes del país podría seguir formando parte del feudo de Peña Nieto y compañía. Con la anuencia claro de sus aliados más grandes: el PAN.

 

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *