La caída de “el hombre fuerte”

La salida de Luis Videgaray de la Secretaría de Hacienda significa un paso más en la crisis del gobierno peñanietista, esta vez interno.

“El hombre fuerte”, “el arquitecto de las reformas” eran algunos de los apodos que recibió el funcionario tecnócrata. No se vislumbraba su salida por ningún motivo, siendo uno de los principales promotores de las reformas estructurales de Peña Nieto; aunque con magros resultados, Videgaray fungió como un disciplinado bombero que minimizaba todo incendio económico y proporcionaba los análisis técnicos de la prosperidad ficticia.

Según los chismes, fue un incidente político el que terminó con su lugar privilegiado en el gabinete federal. Videgaray organizó la visita del infame Donald Trump a nuestro país, donde lo único que se logró fue mostrar debilidad diplomática y avivar el tema del muro fronterizo. Esta decisión enfrentó a Osorio Chong y a la aún secretaria de turismo Claudia Ruiz Massieu, quienes protestaron por la visita y pidieron su cancelación.

¿Pesa más Chong que Videgaray? ¿El gobierno federal reconoció su error y quiso cortar cabezas? Lo cierto es que la política fiscal difícilmente cambiará. El nuevo titular de Hacienda entregará un paquete económico en el que difícilmente habrá propuesto algo.

La debilidad política del gobierno de EPN llega a sus entrañas: riñas internas dan cuenta no sólo de una crisis de legitimidad sino de una incapacidad de gobierno que comienza en lo doméstico y se extiende a lo social. En este contexto, los últimos dos años de gobierno mostrarán si se sigue el camino reformista y antipopular o simplemente se navega en aguas seguras, esperando abandonar el barco a punto de hundirse.

 

Imagen de Twitter

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *