Grupos islámicos habrían sido responsables de ataques químicos en Siria

Los ataques químicos en Siria han dejado mucha confusión. Los propios medios de comunicación no sacan nada en claro de lo que está pasando en el país árabe.

Los hechos:

El Observatorio de Derechos Humanos en Siria reporta 86 víctimas fatales por un probable ataque con armas químicas el pasado martes 4 de abril. La mayoría de las víctimas son niños y adultos no combatientes.

El ataque químico, según testigos, “llegó desde el aire” (probablemente mediante aviones, aunque esto no está confirmado). Tuvo lugar en el pueblo de Khan Shaykuhn, provincia de Idlib, al norte de Siria.

De acuerdo con el Mapa de la Guerra Civil en Siria, la zona está controlada por la oposición: la cual aglutina grupos como la Hermandad Musulmana, Salafistas y otros grupos apoyados por Estados Unidos. Esta zona ha sido sede de fuertes combates entre el ejército Sirio y las fuerzas de la oposición.

La versión de occidente

Diversos medios, principalmente norteamericanos, se apresuraron a culpar al gobierno de Bashar Al Assad. El New York Times aseguró que el gas nervioso (probablemente sarín) es utilizado regularmente por las fuerzas del régimen, aunque no tiene pruebas.

Por otro lado, Donald Trump también condenó el ataque e instó a Rusia e Irán, a quienes considera aliados de Assad, a no continuar utilizando este tipo de armamentos.

La respuesta Siria

El gobierno ruso negó rotundamente estar detrás de los ataques químicos en Siria. También el gobierno de Bashar Al Assad, quien desde 2013 está bajo investigación por la propia ONU respecto a la presencia de armas químicas en el país.

Hay evidencias de que grupos de orientación islámica han tenido acceso a arsenal químico de origen saudí. La inspectora de armas de la ONU, Carla del Ponte, declaró que no había evidencia de que el gobierno sirio estuviese llevando a cabo estos ataques. De acuerdo a la misma fuente, grupos de rebeldes han secuestrado y extorsionado a los habitantes de Khan Shaykun y otros pueblos aledaños en su control.

De acuerdo con el Centro de Prevención y Control de Enfermedades de los Estados Unidos, para tratar a una persona que ha sido expuesta al sarín hay que evitar el contacto. Sin embargo, los videos que circulan de la tragedia no muestran que los rescatistas porten guantes, o que retiren la ropa de los afectados (uno de los primeros cuidados que deben realizarse).

Por otro lado, los Cascos Blancos tienen un historial de alterar y manipular eventos de este tipo. En 2015, por ejemplo, reportaron otro supuesto ataque con sarín que despertó muchas sospechas de manipulación en varios medios periodísticos. Son financiados por Estados Unidos y han recibido diversas denuncias por prácticas nocivas en perjuicio de las víctimas que atienden. Además, han sido cachados infraganti manipulando zonas afectadas por bombardeos.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *