El 2016 en 5 momentos históricos para México

Donald Trump

Sin duda uno de los momentos que marcaron este año fue el ascenso de la figura de Donald Trump. El millonario subió peldaño a peldaño el camino hacia la casa blanca que ocupara en enero de 2017. Por un lado, Donald Trump levantó ámpula entre la comunidad latinoamericana y árabe en Estados Unidos. Reforzó la idea que mucho tiempo estuvo oculta bajo un manto de corrección política hollywoodense: el racismo. Sería ingenuo, empero, pensar que EU se volvió racista con la llegada de Trump, cuando él únicamente cosechó inconformidades largamente promovidas por los propios demócratas entre las clases medias norteamericanas.

Por otro lado, también nos dimos cuenta del poder los medios hegemónicos gringos. Dichos medios, a quienes televisoras y periódicos mexicanos no dudaron en replicar, pintaron la idea de un Trump nocivo para los intereses del liberalismo. El ahora presidente electo promueve las buenas relaciones con Rusia, la revisión de los tratados de libre comercio y la protección de la economía nacional. Así las cosas en el mundo falsamente abierto, donde este pretexto de libertad económica sólo sirve para enriquecer a unos cuantos y empobrecer a las mayorías.

Los feminismos

El reclamo contra la violencia de género tuvo una escalada importante este 2016. Colectivos, ciudadanas y hasta legisladoras (como el caso de Ana Guevara) se unieron contra este mal imbuido profundamente en nuestra cultura machista. A pesar de quienes trivializan la lucha feminista, ésta no cesara en su búsqueda de igualdad de oportunidades y de protección a los derechos elementales de las mujeres y niñas.

Nochixtlán

El 19 de junio pasado, miembros y simpatizantes de la CNTE se enfrentaron con la policía federal y estatal en Nochixtlán Oaxaca. El saldo: 9 muertos y decenas de heridos. A pesar de que periodistas a modo y versiones oficiales desmienten que los policías llevaban armas, o incluso intentan reforzar la idea de que fueron los manifestantes quienes comenzaron la agresión, videos, fotografías y cientos de testimonios respaldan la versión de que fueron las fuerzas del “orden” las que asesinaron a sangre fría a los pobladores. El hecho sigue sin ser castigado.

La viralidad supera la ficción

El 2016 transcurrió entre ladys, lores, vendedores de empanadas y quinceañeras rupestres. Casos como el Lord Audi y Lady 100 pesos ilustraron la micro-corrupción que vivimos día a día, donde individuos adinerados piensan que están por encima de los demás y de las leyes. Esta situación sólo es síntoma de un país donde la normalidad es la exclusión, donde se da por sentada la desigualdad, únicamente superada a billetazos (o balazos según el caso).

Lady Wuu y el vendedor de empanadas de Acapulco demuestran que para ser notable en este país se debe pasar por los reflectores de la televisión. Personas comunes envueltas en escándalos artificiales que, avivados por los medios desesperados por rating, superan toda expectativa de interés, volviéndose lugar común, tema de conversión; finalmente autos regalados y becas ofrecidas por oportunistas que desean ser ligados al trending topic del momento. No es que los mexicanos no tengamos interés en las “cosas que realmente importan”, es que son tantas cosas y tan distorsionadas que ya nada importa realmente. Los 16 de Ruby, otra muestra de despliegue mediático: clasismo sutil, publicidad gratuita para empresas que ponen los pomos, risas a costa de los pobres; el mexicano clasemediero, tuitero, se mofa de la falta de “gusto” ajeno mientras reparte burlas que refuercen su propia situación de privilegio ficticio, pues al fin, también es pobre.

Gato por liebre

Las reformas no han cumplido su objetivo. La reforma educativa ha resultado en un enfrentamiento absurdo con el magisterio que defiende dignamente sus derechos. El chiste se cuenta solo: CNTE y resquicios democráticos del SNTE nunca se han opuesto a la evaluación ni a la implementación de nuevos programas de estudio. A lo que se oponen es a pruebas estandarizadas enviadas desde Washington y cursos dictados por Mexicanos Primeros, representantes de la iniciativa privada que buscan imponer no sólo una serie de reglas operativas para el personal de la SEP sino un proyecto ideológico y político al menos cuestionable.

Precisamente una de las reformas con mayor peso ideológico cuestionable es la reforma energética. Circulan videos de contradicción, Peña Nieto “traicionando” al pueblo al que prometió gasolina barata. No nos engañemos, la intención de la reforma nunca fue beneficiar a las clases populares. Por el contrario, la reforma (como demostraron ciertos correos filtrados de cierta candidata norteamericana a la presidencia) fue dictada por los intereses norteamericanos e impuesta en el congreso mexicano sin la menor discusión. Los efectos, no declarados pero sí sabidos por asesores políticos de alta alcurnia, se están viendo reflejados: nivelación de los precios internacionales, fin de los subsidios, participación extranjera en el negocio, aumento de la recaudación. El mexicano, sin embargo, seguirá pagando y pagando mientras su bolsillo se lo permita; incluso aunque no pueda, buscará la forma de mantener un auto, un estatus apenas ficticio de su bienestar económico largamente asediado.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *