Arabia Saudita e Israel financian al Estado Islámico

A pesar de sus recientes derrotas en a manos del ejército sirio, el Estado Islámico continúa teniendo influencia en amplias zonas de Afganistán e Irak. Fuentes recientes podrían implicar a Israel y Arabia Saudita, ambos aliados de Estados Unidos en la región, en el apoyo material y financiero a la organización terrorista.

Beneficios para Estados Unidos

En un correo obtenido por Wikileaks, que puede leerse aquí, John Podesta asegura que Arabia Saudita brinda apoyo a diversos grupos radicales islámicos en la región. El ex asesor de Barack Obama, jefe de gabinete de Bill Clinton y ex director de la campaña de Hillary Clinton, asegura que deben usarse métodos diplomáticos para presionar a sus aliados a continuar con el apoyo.

Israel busca detener a Siria

El gobierno de Israel también apoya a grupos islamistas, como el frente Fursan al-Yulan. De acuerdo con algunos reportes, estaría pagando hasta 500 dólares al mes por combatiente. El objetivo sería crear una “zona segura” en su frontera norte con Siria, para impedir futuros ataques el régimen de Bashar Al Asad.

OTAN: sin las manos limpias

Por otro lado, también hay reportes de que países miembros de la OTAN han enviado más de mil millones de euros en armas y municiones para grupos rebeldes, entre ellos islamistas. Un grupo de reporteros de países balcánicos documentó el envío de Ak 47, municiones, granadas y morteros. Las exportaciones estarían siendo recibidas por Arabia Saudita y luego canalizadas a grupos terroristas con el objetivo de desestabilizar la zona y quitar a Asad del poder.

¿En qué se benefician las potencias occidentales?

Una de las principales razones de Estados Unidos y sus aliados para apoyar a grupos terroristas es frenar la expansión rusa. Luego de la anexión de Crimea y el conflicto con Ucrania, la OTAN decidió aumentar la presión miliar y económica contra Rusia. Siria es un aliado clave para el Kremlin, por lo que la confrontación indirecta continuará mientras miles de personas son desplazadas y mueren en el fuego cruzado.

Leave A Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *